¡Pídenos más información!

Acepto la Política de Privacidad

Autorizo el envío de comunicaciones relacionadas con los servicios de POLICLÍNICA BARCELONA

Llamadme:

La hernia inguinal se genera cuando parte de nuestro intestino atraviesa la pared abdominal a través de orificios o bien grietas. Al pasar, la parte saliente queda atrapada y puede causar problemas arduos si no es tratada.

¿Qué síntomas son los más frecuentes?

Las hernias inguinales no dan síntomas claros. En general, lo común es que la persona que la sufra se note un bulto en la zona de la ingle o bien, aun, en la zona del escroto. Además de esto, el bulto acostumbra a mudar de situación conforme nos movemos y es más perceptible al estar de pie que tumbado. Por otra parte, acostumbra a cambiar de tamaño al toser o bien hacer fuerza con el abdomen.

En ciertos casos, la hernia puede generar alguna molestia en la zona, como dolores que van y vienen y estreñimiento.

No obstante, estos síntomas van empeorando, con lo que lo más conveniente es acudir cuanto antes a un cirujano que valore la situación y realice el diagnóstico. Si aguardamos a que haya dificultades para proceder a la cirugía, lo más probable es que acabe siendo una intervención de emergencia, con lo que todo ello acarrea.

Los síntomas que señalan que una complicación puede ser grave son: fiebre, endurecimiento de la zona, dolores fuertes, estreñimiento prolongado…

Tengo un bulto, no sé si es una hernia ¿De qué forma puedo saberlo?

Acudiendo a un médico especialista en cirugía general. En Policlínica Barcelona te ofrecemos la primera visita de valoración de forma gratuita con nuestro cirujano a fin de que pueda valorar tu caso y puedas solucionar tus inquietudes.

¿Cuál es el tratamiento para una hernia inguinal?

El único tratamiento que existe es la cirugía. Hace ya un tiempo se propusieron soluciones opciones alternativas como fajas, cinturones, etc, que no solo no detuvieron el desarrollo de la hernia, sino se mostraron absolutamente ineficaces.

Por esta razón, la cirugía es el único tratamiento efectivo indudablemente. La intervención es fácil y, de producirse antes que la hernia entre en dificultades, puede efectuarse de forma ambulatoria y sin precisar ser ingresado.

La cirugía consiste en poner el intestino en el abdomen y arreglar el agujero de salida. Además de esto, no acostumbra a presentar dificultades y, a cargo de un especialista cirujano, la restauración no solo es veloz, sino prácticamente no presenta molestias en el postoperatorio.

¿Qué dificultades puedo tener si espero a efectuar la cirugía?

Las más frecuentes son:

Hernia incarcerada: El bulto se ha vuelto fijo en la ingle, se endurece y no merma. En estos casos, pueden generarse dolores realmente fuertes y hay que intervenir inmediatamente para eludir que se generen dificultades más graves, en la mayor parte de casos, la hernia asfixiada.

Hernia estrangulada: En un caso así, el bulto de la hernia es fijo y doloroso. Se genera debido a que el riego sanguíneo de las vísceras salientes se interrumpe a raíz del estrangulamiento que sufre la hernia. En un caso así la cirugía es muy urgente pues puede generarse un infarto de la zona y una infección secundaria.

Pídenos una cita Online

Amplia tu información sin compromiso llamándonos al 93 217 87 03 o pidiendo una cita Online.