¡Pídenos más información!

Acepto la Política de Privacidad

Autorizo el envío de comunicaciones relacionadas con los servicios de POLICLÍNICA BARCELONA

Llamadme:

Definición

La condilomatosis anal se identifica por la aparición de verrugas en la zona genital o bien anal (asimismo llamadas condilomas acuminados). Se considera como una de las enfermedades sexuales más usuales.

Las verrugas están producidas por el virus del Papiloma Humano (HPV), virus que ha sido clasificado con más de cincuenta tipos diferentes. Los tipos más severos, se asocian con el abultamiento y la aspereza, y las verrugas genitales son sencillamente perceptibles (en especial en mujeres).

Afecta indiferentemente a hombres y mujeres, siendo más veloz la reproducción de condilomas en los genitales femeninos que en los genitales masculinos. Los condilomas se extienden, normalmente, por la zona húmeda del área genital: sitios cálidos, labios mayores y menores, ano recto y boca. En el caso de las mujeres el condiloma puede llegar a infectar la vagina y el cuello uterino. En estos casos las verrugas son planas y de difícil percepción.

Causas

Para adquirir la condilomatosis anal se ha de haber estado en contacto sexual con otra persona que tiene el virus del Papiloma Humano (HPV). Los condilomas acostumbran a aparecer de 2 a 8 meses tras haber mantenido el contacto.

Síntomas

A menudo no se aprecian síntomas, pero se puede sentir picor y ardor en la zona genital y perianal. Las personas con mayor peligro de contagio son aquellas que tienen relaciones íntimas sin protección.

Tratamiento

Cuando el resultado del Papanicolaou o bien colposcopía señala la presencia de condilomas, es necesario someterse a tratamiento médico para quitarlas. La elección del mismo va a depender de la cantidad y volumen de las verrugas.

Entre los tratamientos tópicos más efectivos se encuentran el ácido tricloracético, podofilino o bien ázoe líquido. En ciertos casos son precisos los tratamientos quirúrgicos, bajo anestesia local, especialmente cuando las verrugas son muy grandes. Entre estos últimos resalta la crioterapia, terapia con láser, la escisión quirúrgica o bien la electrocauterización.

La infección por ciertos genotipos del HPV se ha asociado a la displasia anal y al cáncer anal sobretodo en pacientes inmunodeprimidos. Por esto se aconseja el seguimiento y las biopsias repetidas a través de la anuscopia de alta resolución en estos casos.

¿Quiere más información?

Pídenos una visita Online

Amplia tu información sin compromiso llamándonos al 93 217 87 03 o pidiendo una cita Online.